Objetivos
de BANDESIR:


Promover en coordinación con otras instituciones afines, el desarrollo de programas sociales para contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas discapacitadas.

Integrar a las personas discapacitadas a su medio familiar, social y laboral, mediante la prestación de atención especializada.

Contribuir a mejorar la calidad de vida de personas de menores ingresos y en especial de personas discapacitadas a través de la prestación de servicios médicos de calidad.

Junta Directiva

Blanca Rodríguez
de Pérez
Presidenta

Lula de Parra León
Presidenta Vitalicia y Fundadora

Arístides Bastidas
Presidente Honorario

Lilian Gómez
Vice-Presidenta

Laudelina de Mejías
Tesorera

Mireya de León
Secretaria de actas

Yolanda de Adrianza
Secretaria de eventos

Aura Aranguren,
Irma Chumaceiro,
Carlos Mora,
Clementina de Octavio,
Ricardo Pinza
Vocales


Contribuimos a la construcción de mayor igualdad social

Nuestra Misión: es impulsar la integración de personas con discapacidad a su entorno familiar y laboral, contribuyendo a que la vida cotidiana de los discapacitados sea lo más digna y satisfactoria posible.

Nuestra Meta: La incorporación plena de las personas discapacitadas a la sociedad, con igualdad de oportunidades, promoviendo la posibilidad de que la persona con discapacidad tenga una vida independiente en el seno de la comunidad; para ello buscamos la promoción de servicios públicos de calidad que respondan a las necesidades individuales de estas personas.

Nuestro Reto: incrementar la toma de conciencia sobre los derechos de los discapacitados, para garantizar su participación plena en la sociedad.

Una trayectoria de vocación por la vida

En 1976, BANDESIR establece su sede principal en la ciudad de Caracas, para
brindar atención a personas discapacitadas y de la Tercera Edad. Diez años
después, buscando expandir su radio de acción a otros grupos de la sociedad,
BANDESIR establece, en 1986, Comités Regionales en cada estado del territorio nacional con el propósito de prestar asistencia y apoyo a un amplio grupo de discapacitados integrado por niños, adolescentes, adultos y ancianos. De igual manera, a solicitud de otros países como México, Perú, Bolivia, Curazao y Costa Rica, se presta asistencia técnica para la creación de instituciones similares a BANDESIR en esas naciones, sufragándose cada uno de ellas los gastos correspondientes con recursos propios.

En 1991, BANDESIR alcanza un logro de alta significación: integrar a nivel
nacional a los discapacitados, a través del deporte, organizando las primeras Olimpíadas Panamericanas Especiales, en Venezuela, (PANACIB), donde
se dan cita invidentes, sordos, mudos y otros atletas especiales, en un
ejemplo de vocación por la vida y de tesón en la consecución de sus metas;
sentimientos que BANDESIR pudo volver a poner de manifiesto, con el patrocinio de Equipos de Básquet para atletas especiales, en sillas de ruedas, a quienes apoyó con la dotación de sillas especiales y sus uniformes.

Prótesis auditivas, bastones para invidentes, y los más modernos equipos que
faciliten la vida cotidiana de los discapacitados, constituyen un diario reto para BANDESIR, que no escatima esfuerzo en investigar y poner al servicio de los necesitados, las posibilidades que existen en el mercado nacional e internacional, de aquellos implementos que le permitan mejorar su calidad de vida.. Este esfuerzo también va dirigido a pacientes que padecen el Mal de Hansen (Lepra) recluidos en el Hospital Martín Vegas, de Catia La Mar, en el Estado Vargas, a quienes desde 1976 BANDESIR apoya proporcionándoles sillas, bastones o prótesis, cuando la enfermedad que los aqueja hace estragos en su organismo, y dependen de ellos para seguir adelante.

En su lucha por la igualdad de los derechos de los discapacitados, BANDESIR
formó parte de la Comisión redactora del Ante-Proyecto de la Ley del
Discapacitado, aprobada en la Asamblea Nacional.

La importante función de asistencia social que BANDESIR ha realizado a los
largo de estos años, ha favorecido aproximadamente a 40 mil personas,
quienes pusieron su esperanza en BANDESIR y ésta les devolvió el deseo de
seguir viviendo, entendiendo que ningún impedimento físico puede arrebatarle
al hombre su grandeza y dignidad.


BANDESIR - www.bandesir.org
Quebrada Honda, frente al Paseo Colón, Residencias Táchira, P.B
(al lado de la Sinagoga de Maripérez). Caracas, Venezuela.
Teléfonos: (0212) 574.1164 - 1120 - 0697 Fax: 572.6013
info@bandesir.org



Diseño FolletoWeb